Home / Educación Financiera

Educación Financiera

11 ideas interesantes sobre el dinero

11 ideas interesantes sobre el dinero

Seth Godin  es un empresario estadounidense de origen judío, y si es judío, debe ser bueno con el dinero.

Es un escritor que sigo hace un tiempo, y lo cierto es que me sorprende por la diversificación de sus temas, conocimientos y forma de expresarse.

De hecho, según su biografía, es graduado en Informática y Filosofía, y luego obtuvo su título de Master en Administración de Empresas en Marketing en la Stanford Business School.

Autor de varios libros de temática completamente diferente y variada, entre ellos el best seller “Sobrevivir no es suficiente”.

Recientemente, y a pesar de no ser su temática la educación financiera, ha expuesto varias reflexiones o pensamientos sobre el dinero bastante interesantes en su blog, y de una forma muy amena y entendible por cualquiera.

A continuación, te comparto las 11 ideas interesantes sobre el dinero por Seth Godin:

 

 

1.- Si el dinero es un tema emocional para tí, tienes un gran problema. Nadie que sea bueno en la construcción de viviendas tiene un problema emocional con los martillos.

Coloca tus problemas emocionales donde corresponden, y céntrate en el dinero como una herramienta.

2.- La cantidad de dinero que se posee no tiene nada que ver con si eres mejor persona o no. Ser bueno con el dinero es como ser bueno con las cartas.

Las personas que son buenas para jugar a las cartas, no son ni mejores ni peores que el resto. Eso sí, son mejores jugadores de póquer, pero ya está.

3.- El dinero gastado en una cosa sigue siendo el mismo dinero que gastado en otra cosa. Un cargo innecesario de 700 USD en un error a la hora de negociar una hipoteca (u otra cosa) por valor de millones, es tanto dinero como dejar 700 USD de propina en un McDonalds.

4.- Si pides prestado dinero para hacer más dinero, has hecho algo divino y mágico. Por otro lado, si pides dinero sólo para endeudarte en la compra de algo que quieres, pero no es necesario, has hecho algo estúpido y miope, que, en última instancia, cambiará tu vida para peor.

5.– Salir de deudas lo más rápido posible es lo más inteligente que puedes hacer con tu dinero. Si necesitas cualquier prueba para confirmar esto, pregunta a cualquiera que tenga mucho dinero.

Como último recurso de confirmación, observa a las compañías de tarjetas de crédito cómo son las más rentables con diferencia a la mayoría del resto de sectores.

6.- No hay ninguna diferencia entre gastar dinero y no ganar más dinero en términos del dinero que poseemos.

7.- Al igual que muchas importantes actividades profesionales, el dinero tiene su propio vocabulario. No te llevará mucho tiempo aprender lo que significa costo de la oportunidad, invertir vs especular, deuda, apalancamiento…. y valdrá la pena tu tiempo.

8.- Nunca firmes un contrato o hagas una inversión hasta que no entiendas perfectamente lo que estás haciendo.

9.- Si tienes un trabajo bien remunerado y con expectativas de futuro, es ahora cuando debes encontrar la forma de ganar un dinero extra en tu tiempo libre o generar una fuente de ingresos adicionales, pues cuando la situación empeore (y hay muchas posibilidades de que en algún momento lo haga), te será mucho más difícil lograrlo.

Y si esa situación no llega, pues te habrás resuelto la vida con los ingresos extra para tu jubilación.

10.- Cuando se alcanza un nivel alto de dinero, más dinero ya no hace más feliz a la gente, pero en el nivel más bajo, menos dinero sí puede hacer más triste a la gente. Es importante aprender sobre el dinero.

11.- En el largo plazo, hacer un trabajo que sea importante y que te guste, siempre te generará más felicidad que hacer un trabajo que simplemente es más rentable.

Qué tal si pones en práctica estas 11 ideas que te acabo de compartir, verás cómo tu economía personal mejorará considerablemente

 

 

Ahh y si te gusto este articulo, por favor compártelo con tus amigos y en tus redes sociales, pues estarás ayudando a llevar información de valor a otras personas. Gracias

Ahorrar dinero para invertir y no para gastar

Ahorrar dinero para invertir y no para gastar

El ahorro del dinero es un hábito que le puede permitir apalancarse. Mientras que el pobre ahorra para gastar, el rico ahorra para invertir en negocios.

Es probable que usted haya escuchado las siguientes afirmaciones:

  • Estoy ahorrando dinero “para comprar unas cositas”
  • Estoy ahorrando para hacer un viaje
  • Estoy ahorrando para mi vejez
  • Tengo un dinero guardado en el banco

Un amigo solía decir que “utilizar los ahorros para gastar es casi lo mismo que no ahorrar.”

El desafío siempre es el destino de nuestro ahorro. Es por eso que hay ahorradores pobres y ahorradores ricos.

Un ahorrador pobre es el que pone su dinero en el banco esperando jugosas ganancias. El banco tiene un negocio: paga a los ahorradores el 2% y les cobra a los prestamistas el 10%. Es decir, el banco trabaja con dinero de los ahorradores. En el banco son especialistas en ganar con los ahorradores.

Para la vejez, mejor que una pensión un negocio.
Para la vejez, mejor que un “seguro” un activo.

Por eso, si usted quiere ahorrar, ahorre para hacer negocios. Aprenda a multiplicar su dinero. El problema del ahorrador pobre es que una vez que junta cierta cantidad de dinero no sabe qué hacer con él. Tiene miedo. Siente pánico arriesgar. Le ha costado mucho trabajo juntar ese dinero, así que no lo quiere arriesgar. Pero la magia no está en darselo al banco, la magia está en que nosotros lo trabajemos. Y eso requiere que usted se prepare. Que usted crezca. El peor de los errores es hacer crecer nuestro dinero y no hacer crecer nuestra mentalidad.

Usted separa unas monedas o unos billetes y los va acumulando. Sin embargo, no separa pensamientos para nutrir su mente. No separa dosis de valor para ir nutriendo su espíritu.

Incluso, en materia financiera el mito popular o la creencia del pobre es que “ahorrar es guardar.” Un viejo maestro me hizo una reflexión. Me dijo: “sabes, hay una diferencia entre ahorrar y economizar. La gente de abajo cree que la clave es ahorrar. Y lo que es peor es que para ellos ahorrar es guardar dinero. Los ricos no ahorran, ECONOMIZAN.”

¿Cuál es la diferencia entre ahorrar y economizar? Mientras que ahorrar solo refiere a “guardar” economizar es el arte de hacer que algo que ya tienes o ya usas te evite un gasto más, es decir sacarle el máximo partido, el mayor rendimiento, a las cosas y a los procesos cotidianos.

Ejemplos: con la idea de cuidar su dinero, el pobre compra barato. Y luego comprueba que “lo barato sale caro.” Es decir, es un modo de guardar hoy para mañana volver a comprar lo mismo.

Cuando los ricos compran algo, compran algo de VALOR. Esto no significa que necesariamente deba ser algo costoso. Cuando decimos que buscamos algo de valor el precio queda al margen. Algo de valor quiere decir que es algo que a la larga nos hará ganar dinero, ganar tiempo….bien por su duración, por su efectividad, por sus múltiples usos, etc.

La siguiente razón por la cual el ahorro no es la clave de la riqueza, es porque el capital se hace invirtiendo no guardando. El dinero no se multiplica en el banco (ahí solo se multiplican los intereses), tampoco se multiplica si lo tienes guardado en tu casa.

La clave está en invertir. Dinero que usted reúne, dinero que usted invierte.

¿Qué cosa es invertir? Es transformar el capital en activos, por varias razones de las cuales mencionaremos dos:
1). Porque el capital no puede estar ocioso.
2). Porque el dinero líquido está sujeto a múltiples variaciones y riesgos.

Cuando usted convierte el capital en activos esos activos pueden trabajar todo el tiempo. En crisis, en domingos, en feriados, todo el año…activos trabajando, significa bolsillos prosperando. Recuerde: cuando se trata de ganar, nunca se detenga. El que trabaja es el capital, no usted.

Y el segundo punto refiere a que el dinero en efectivo está sujeto a cambios que escapan a nuestro control. Mire, lo que hoy día usted puede comprar con mil pesos, quizá mañana ya no pueda hacerlo. Es decir, los mil pesos mañana o pasado pueden valer más o pueden valer menos. La inflación y otros factores propios del ejercicio fiscal de un país hacen que eso ocurra.

Le voy a contar una pequeña historia: Para 1991 – más o menos – un señor tenía ahorrado el equivalente a 10 millones de intis. De pronto un día cualquiera el gobierno anuncio que el inti dejaba de ser la moneda oficial y que en adelante la nueva moneda sería el nuevo sol. El señor del que le hablo vio como sus 10 millones de intis ahora pasaban a valer 500 soles. había perdido dinero, sus ahorros se habían devaluado. Decía: “mejor hubiese comprado mis tierras, mis casas y ahora al menos eso si tiene valor”

Con ese pequeño ejemplo, lo que trato de decirle es que mientras el pobre quiere forrarse en dinero, los ricos quieren forrarse en activos. El mejor seguro es siempre un activo.

¡Activos, activos, activos…activos trabajando, usted planificando!!